En ciertas épocas del año como son las navidades se incrementa el volumen de compras y muchas personas eligen realizarlas a través de Internet, debido a la rapidez y comodidad de comprar desde el sofá de casa. Sin embargo, sigue habiendo algunas personas que no realizan este tipo de compras por creer que son totalmente inseguras. Aunque las compras online no están exentas de riesgos, desde la Brigada de Investigación Tecnológica queremos dar una serie de consejos para realizar las compras de la forma más segura posible:

    Sobre el ordenador que utilizamos:

  • Mantener tanto el sistema operativo como cualquier otra aplicación que se utilice (navegadores, programas de ofimática, etc) actualizado, con lo que evitaremos que nuestro ordenador pueda ser infectado con algún tipo de malware y puedan recopilar información sobre credenciales bancarias o personales.
  • Utilizar firewall y antivirus que se encuentren igualmente actualizados, así será posible que detecten los últimos virus o troyanos que se encuentren por la red. Las páginas web de las principales empresas de antivirus ofrecen escaneos de antivirus online.
  • No realizar las compras desde sitios que puedan ser comprometidos. Los ciberlocales no son sitios seguros donde realizar este tipo de operaciones. Igualmente el utilizar redes inalámbricas, propias o ajenas, abiertas o con un tipo de encriptación débil (WEP) tampoco es el medio más idóneo.
    Sobre el sitio donde realizamos la compra y el método de pago:

  • Realizar las compras online en sitios seguros o de confianza, como sitios web de marcas conocidas, que tengan tienda física, que dispongan de teléfono de atención al cliente, etc. En cualquier caso buscar el nombre del sitio web en algún buscador, donde podríamos encontrar información o recomendaciones/quejas de otros usuarios que nos puede servir para orientarnos sobre nuestra compra.
  • Desconfiar de las ofertas demasiado buenas. Suelen utilizarse para estafar al mayor número de personas rápidamente.
  • En el formulario de compra, donde introducimos nuestros datos personales así como los de la tarjeta bancaria debe estar protegida con cifrado de datos. Esto significa que en nuestro navegador la dirección web comenzará por https:// (indicando la “s” que estamos en un sitio protegido) y aparecerá un candado.

20101215_11.png

20101215_12.jpg

  • Hay distintas formas de pago diferentes al pago con tarjeta bancaria (contrareembolso, trasferencias bancarias, plataformas de pago como Paypal, etc). Por supuesto desconfíe si en el transcurso de la transacción intentan utilizar otros canales de pago distintos de los mencionados anteriormente (Western Union, MoneyGram).
  • Algunas entidades bancarias ofrecen un tipo de tarjeta que se carga únicamente con la cantidad que se va a utilizar para realizar la compra en ese momento, por lo que en caso de que nos hayan capturado las credenciales de esa tarjeta no es posible retirar dinero de la cuenta asociada.
    Es muy interesante el servicio a través de mensajes SMS que ofrecen algunas entidades bancarias para avisarnos de cualquier cargo que se realice en nuestra cuenta bancaria, teniendo así conocimiento en el mismo momento de cualquier movimiento, pudiendo anularlo o dar aviso a la entidad bancaria en caso necesario.

Si ha visto algún sitio web de venta online que produzca su desconfianza no dude en ponerlo en nuestro conocimiento a través de “Colaboración ciudadana” de la página web http://www.policia.es

Y en cualquier caso, si a pesar de todos estos consejos, ha sufrido una estafa a través de Internet debe realizar, lo más rápido posible, una denuncia en cualquier comisaría de policía aportando todos los datos de los que disponga (página web donde realizó la compra, correos electrónicos si se ha comunicado con el vendedor, etc).

 

Anuncios